loader image

La impresión por sublimación es un método popular para imprimir imágenes de alta calidad en una variedad de telas y artículos, ya que no presenta pérdida de resolución cuando se compara con la imagen original. Con una imagen tan clara como la fuente, un producto elaborado mediante el proceso de sublimación mantendrá su calidad a lo largo de los años.

¿Qué es la impresión por sublimación?

 

Definición de sublimación: La sublimación es un proceso químico en el que un sólido se convierte en gas sin pasar por una etapa líquida.

La impresión por sublimación, también conocida como impresión por sublimación de tinta, es un método popular de impresión para transferir imágenes a materiales adecuados. Los métodos típicos de impresión implican un paso con agua, donde el sólido se convierte en agua antes de un estado gaseoso. La impresión por sublimación no implica el paso de líquido, sino que pasa de sólido a gas debido a una reacción química (como el hielo seco).

¿Cómo funciona?

Esto típicamente implica el uso de una impresora digital para producir imágenes en papel de transferencia de sublimación con tinta de sublimación. El papel de sublimación se coloca en una prensa de calor con el material y se expone a altas temperaturas de entre 180 y 200 grados centígrados. Es cuando la tinta y el material de transferencia pasan de sólido a gas. Una vez que están en estado gaseoso, impregnan las fibras del material.

Cuando el calor es removido del papel y sustrato de transferencia, la tinta que ha permeado las fibras se solidifica y se bloquea permanentemente en su lugar por el material de transferencia. El calor no sólo libera el gas de la tinta de sublimación, sino que también abre los poros del material al que está transfiriendo la imagen. Una vez que la presión y el calor son liberados, la tinta de sublimación regresa a su estado sólido y los poros de la tela se cierran, atrapando la tinta dentro.

Los mejores usos de la sublimación

Este método de impresión se utiliza mejor en productos como ropa de poliéster en blanco o colores claros o superficies duras con una capa de poliéster, como vasos, mugs, tazas, alfombrillas  y más.